Está pasando

El viejo Salón Rialto

18/03/2021

¿Sabías que hace 95 años, en el edificio que hoy ocupa Rialto Living, se encontraba uno de los cines más famosos de Palma, con capacidad para 500 personas?

¡Pues sí! Corría el año 1926 cuando Antoni Fortuny, propietario del edificio de la Calle Sant Feliu, enconmendó al arquitecto Gaspar Bennàssar adaptar el espacio al estilo modernista de la época. Así fue como el entonces conocido como Salón Rialto abrió al público, en el lugar donde antiguamente se encontraban los establos de la casa.

El 3 de abril de 1926 fue la inauguración oficial del Salón Rialto. Ese día, los espectadores que acudieron al nuevo local pudieron ver “El príncipe encantador”, película muda francesa y, acto seguido, un noticiario de la FOX.
Los vientos de la modernidad hicieron que en 1930 se incorporara a la sala el sistema sonoro. Durante aquellos años, los palmesanos pudieron disfrutar sobre todo de películas cómicas, francesas y alemanas. La decoración de la sala era barroca y podía albergar a 500 personas.

La popularidad del Rialto, a dos pasos del Paseo del Borne, no dejó de crecer, y desde principios de los años 70 se especializó en la proyección de películas de arte y ensayo con títulos como “Helga”, “Hiroshima mon amour” o “Novecento”.
Pocos años más tarde, el mítico actor mallorquín Xesc Forteza llevó a cabo reformas para acoger actuaciones teatrales, auténticos acontecimientos en Palma y en las que él mismo era protagonista. Paralelamente, empezaron a proyectarse películas comerciales de éxito como “La Guerra de las Galaxias”, “Superman” o “Pretty Woman”, entre otras.

Durante años el Salón Rialto fue el local más cosmopolita de Palma, ya que aparte de ofrecer películas (también en los días festivos, cosa nada habitual en aquel entonces), se convirtió en costumbre tomar el aperitivo en su americanbar y salón de té, mientras una orquesta amenizaba el ambiente.

En el año 2000, el Rialto era el cine más antiguo de Palma en funcionamiento, si bien terminó cerrando dos años más tarde.
Hasta que Barbara Bergman y Klas Kall se enamoraron de este espacio tan especial, y en 2007 decidieron abrir aquí Rialto Living, respetando las zonas más emblemáticas del antiguo cine y teatro.

Hace casi un siglo como cine, y hoy como una de las tienda de estilo de vida más grandes y bonitas del mundo, Rialto sigue siendo uno de los espacios más emblemáticos de Palma.

Es muy posible que, aquellos antiguos espectadores, disfrutaran hoy en Rialto Living descubriendo su moda, muebles, regalos, obras de arte, alfombras, fragancias, cerámicas, iluminación, libros y todo tipo de complementos, para terminar la jornada brindando en el Café Rialto, entre estas paredes llenas de historia de Palma, magia y belleza.

Noticias anteriores

Más
Guided tour of Rialto Living