Está pasando

Palma a través de sus patios

06/09/2021

Los señoriales patios de las casas y palacetes del centro de Palma son una de las postales más hermosas de la ciudad. Algunos de ellos se remontan incluso a la época árabe, entre los siglos X y XIII. A principios del siglo XIX se contabilizaban más de 500 patios. Hoy no quedan demasiados en gran estado de conservación, pero si los suficientes para descubrirlos por sorpresa entre las estrechas, frescas y silenciosas calles del casco antiguo, muy cerca de Rialto Living. ¿Comenzamos el paseo?

El primer patio frente al que nos detenemos es el de Can Bordils, una de las casas sen?oriales ma?s antiguas de Mallorca. Su origen se remonta a la e?poca árabe, y sobre la casa se encuentra el histórico arco de La Almudaina, una de las puertas que construyeron los romanos en Palma durante su ocupación de la isla hace 2000 años. Se trata de un patio de planta cuadrada, en forma de claustro, con un bello artesonado en su parte cubierta. En la actualidad, Can Bordils acoge acoge el Archivo Municipal de la ciudad, con tesoros que datan del año 1200.

El palacio de Can Forteza, ubicado en la calle Concepción, perteneció en su día a los Zaforteza, familia de la nobleza mallorquina del siglo XIV. Este patio es digno de ver ya que conserva tres elementos que lo hacen u?nico: un balco?n de festejar, un abrevadero y lo que se conoce como esfangador, una pieza de hierro que servi?a para quitarse el barro de los zapatos.

Además de su elegancia arquitectónica, Can Vivot, en la calle Savella, guarda entre sus paredes una historia de conspiración que bien pudo marcar el cambio de la historia en Europa. En 1711 en Mallorca, como en el resto de España, reinaban los Austria. Pero el Marques de Vivot, ferviente defensor de los Felipe de Anjou, tramó en esta casa junto a otros fieles a los Borbones un cambió de monarquía durante la guerra de Sucesión (1701-1714). La jugada no le salió bien y el Marqués fue condenado a muerte, de la que logró salvarse en el último instante.

El patio del Casal Solleric, en el Paseo del Borne, es otro de los espacios emblemáticos de Palma. Su estilo está a caballo entre el rococó y el neoclasicismo, y hoy se puede visitar en toda su dimensión ya que alberga un centro de exposiciones de arte contemporáneo.

Can Oms (C. Almudaina, 7) y su patio dividido en tres espacios por columnas de capiteles jónicos; Can Amorós (C. Morey, 1) y sus columnas de mármol rojo; Can Salas (C. Pureza, 2) y su histórico escudo en la pared que data del siglo XIII; y Can Ordines d’Alamandrà (C. Morey, 8) con su puerta gótica y una lápida funeraria romana, son algunos de los patios más significativos que producen “una calma sedante”, según escribió el famosos escritor Azorín en 1906.

Para terminar este recorrido por los patios de Palma, ¿Qué te parece disfrutar del patio de Rialto Living, disfrutando de una refrescante bebida en el Café Rialto? Nuestra concept store ocupa parte del palacio de estilo barroco que una vez fue el hogar del médico militar irlandés John O'Ryan, instalado en Mallorca para huir de la persecución de los católicos en su tierra natal.

¡Te invitamos a conocerlo cuando tú quieras!

Noticias anteriores

Más