Está pasando

Paseo del Borne: el alma de la ciudad

22/08/2021

Entre todas las bellas calles y plazas de Palma, es sin duda el Paseo del Borne la más emblemática, histórica y querida por los habitantes de la ciudad. Rodeada de árboles y bancos de piedra, los cafés y boutiques internacionales la convierten en una zona muy transitada por residentes y visitantes. ¡Y además está a menos de 1 minuto andando de Rialto Living!

El Paseo del Borne que hoy conocemos tiene tras de sí una historia muy rica y ligada a algunos de los acontecimientos más importantes vividos en Palma. Durante la época musulmana (entre los años 903 y 1229) el Borne no existía. Entonces era una estrecha zanja a la que iba a desembocar el torrente de Sa Riera, que hoy cruza el Paseo Mallorca, otra zona muy concurrida de la ciudad.

En el año 1403 tuvo lugar uno de los hechos más trágicos de la historia de Palma: un gran diluvio provocó que el torrente se desbordara, inundando toda la zona del Borne y gran parte de la ciudad. En aquel suceso murieron 5.000 personas y se destruyeron 1.500 casas, en una época donde la población no superaba los 30.000 habitantes.

Como ya se sabe, en Mallorca las cosas a veces van despacio... Así que no fue hasta dos siglos más tarde, en el año 1613, cuando las autoridades decidieron desviar el cauce del torrente a su actual ubicación del Paseo Mallorca.
Desde entonces, la zona se convirtió en un espacio para todo tipo de celebraciones y torneos medievales (de hecho, el término “Borne” hace referencia al combate entre dos caballeros).

Desde entonces, el Paseo del El Borne ha sido el centro de la vida social de Palma. En su libro La ciudad desvanecida (1953), el popular escritor menorquín Mario Verdaguer nos ayuda a formarnos una idea de cómo era el Borne a mediados del siglo XX: “Damas con inmensos sombreros llenos de pájaros, caballeros con largos levitones negros y sombrero melón, niñas enfundadas en ri?gidos corse?s y luciendo altas botinas acharoladas, nin?os vestidos de marineros extravagantes, a rayas rojas y blancas... Saludos, sombrerazos, sonrisas, discreteos... Toda la sociedad distinguida de Palma, decorativa, espectacular, evocadora de los viejos figurines de Pari?s, circulaba delante de mi?, dando vueltas y vueltas, como en una gran parada”. 

El esplendor de los míticos cafés de la época, como el Bar Alhambra, el Bar Mundial o el Cafe? Riskal, fue desapareciendo a medida que el turismo iba convirtiéndose en la principal industria de Mallorca. Y así, los espacios clásicos de toda la vida fueron dejando paso poco, poco a poco, a las boutiques de marcas internacionales no menos luminosas: Louis Vuitton, Carolina Herrera, Hugo Boss, Bulgari, etc.   

Es maravilloso sentir como todos estos cambios a lo largo del tiempo no han transformado la esencia del Paseo del Borne, que sigue emanando una magia especial, con sus altísimos árboles rodeando los bancos y adoquines de piedra, entre edificios bellísimos e igualmente históricos.
Si solo tuviéramos 15 minutos para conocer Palma, sin duda recorrer el Paseo del Borne de arriba a abajo nos daría la imagen más hermosa y fiel de lo que fue y es hoy nuestra ciudad

En una de las travesías principales del Paseo del Borne, la también histórica calle Sant Feliu, estaremos encantados de recibirte en Rialto Living, para que puedas descubrir nuestras propuestas de moda, muebles, regalos, obras de arte, alfombras, fragancias, cerámicas, iluminación, libros y todo tipo de complementos. Además de poder disfrutar de una deliciosa comida o un cóctel en el Café Rialto. ¡Te esperamos cuando quieras!

Noticias anteriores

Más